INDEMNIZACION POR PERDIDA DE NEONATO POR SUFRIMIENTO FETAL


 

Error en proceso de parto

 

Nuestros clientes, bajo la dirección letrada de ANTONI PALLARES suscriben acuerdo indemnizatorio con el CATSALUT, homologado por el Juzgado Contencioso-Administrativo nº 8 de Barcelona, por el que, reconociendo una actuación no acomodada a la normo praxi asistencial se indemniza a nuestros clientes en la cantidad de 1000.000€ por la perdida del hijo que estaban gestando.

Nuestra clienta, ingresó en el HOSPITAL DE SANT BOI –PARC SANITARI DE SANT JOAN DE DEU- en trabajo de parte siendo gestante de 38 semanas teniendo como principal antecedente obstétrico de su anterior parto , la necesidad de realizar cesárea por sospecha de pérdida de bienestar fetal estando de 39 semanas con resultado de recién nacido sano.

A pesar de ese antecedente, durante este segundo parto existieron signos clínicos que obligaban a comprobar que se estaba produciendo una situación de hipoxia fetal Y EL CONSIGUIENTE SUFRIMIENTO FETAL tal como lo acreditó el registro cardiotocográfico de RCTG y a criterio de nuestros péritos, en esa sospecha de pérdida de bienestar fetal, que contaba el antecedente de otro parto anterior por el mismo motivo, se contó con tiempo suficiente como para haber realizado una monitorización bioquímica (toma de Ph de sangre fetal de su cuero cabelludo)

Al no hacerlo, la reacción fue tardía y tuvo lugar una hipoxia fetal como lo corroboró el estado en el que se encontraba, al nacer, el recién nacido pues si tuviéramos que aplicar los criterios de Parálisis cerebral vs hipoxia intraparto, con certeza los habría cumplido: Acidosis grave con Ph 6,3 y exceso de bases de -33, amén de un Apgar de 1/2/2, junto a un fallo multiorgánico, midriasis, hipotonía, arreflexia. En conjunto, una encefalopatía hipóxico-isquémica severa.

Entendiendo que existió una deficiente prestación de un servicio público en tanto que si bien la asistencia sanitaria debe ser la propia de una medicina de medios, en este supuesto NO SE ACTUÓ CON LA DILIGENCIA DEBIDA ante el sufrimiento fetal del nasciturus a pesar de los indicadores externos, causando, por omisión, el fatal desenlace de fallecimiento por hipoxia fetal, los clientes, bajo la dirección letrada del abogado ANTONI PALLARES interpusieron reclamación administrativa por negligencia médica que devino posteriormente procedimiento Contencioso/Administrativo.

Durante la tramitación del procedimiento en la jurisdicción contenciosa se consiguió llegar a un acuerdo indemnizatorio con el CATSALUT y el Hospital de Sant Boi por el que reconociendo la existencia de una mala praxi defectuosa indemnizaban a nuestros clientes en la cantidad de 100.000€ por la pérdida del bebe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *